Taramundi, la cuna de las navajas

En un enclave privilegiado, rodeado de bosques, montañas y bañado por alegres ríos, se esconde el municipio asturiano de Taramundi, conocido por sus famosísimas navajas y cuchillos.

TaramundiSin embargo, algo más encierra este pequeño lugar, lleno de casas de piedra y pizarra, y son sus conjuntos etnográficos. El «Conjunto Etnográfico de Teixois» es uno de ellos, que manteniendo la esencia del rural en sus construcciones, muchas de ellas conservadas desde antaño, gracias a la energía del agua hace funcionar una fragua, un  mazo del siglo XVIII, una piedra de afilar, un batán (máquina que golpeaba las telas y servía para suavizarlas) y un molino.

Siguiendo el camino del agua, ese elemento ineludible que nos acompañará durante todo el recorrido por Taramundi, y gracias a la fuerza de sus ríos también es posible ver en funcionamiento los “Molinos de Mazonovo”, alimentados por su pequeña central hidroeléctrica. Continuando nuestra ruta por el municipio, el mejor lugar para conocer los utensilios, artilugios, herramientas y objetos antiguos que se utilizaban antiguamente es, sin duda, el “Museo Etnográfico de Esquíos”, en cuya forja todavía se fabrican artesanalmente cuchillos y navajas.

Y, puesto que Taramundi es conocido por sus cuchillos y navajas, no se puede dejar de visitar el “Museo de la Cuchillería” en el que se puede conocer tanto la historia como el proceso de elaboración de estos e incluso comprar alguno de ellos.

Taramundi reúne todos los elementos para un fin de semana de turismo rural: tradiciones, artesanía, naturaleza y tranquilidad.

Fátima Froiz

LUGO arde por ti

logo-arde-lucus

Otro año más, Lugo se engalana para celebrar una de las fiestas más célebres en todo el norte peninsular. El «Arde Lvcvs» es una fiesta histórica que se encarga de mostrar el pasado romano de la propia ciudad (Lucus Augusti). Desde el año 2001, la festividad ha ido ganando popularidad y prestigio, llegando a ser declarada (2011) Fiesta de Interés Turístico de Galicia y con una participación, nacional e internacional, de alrededor de un millón de personas en los últimos años. «Arde Lvcvs» aspira a convertirse en Fiesta de Interés Turístico Nacional; no obstante, la labor en tanto a su difusión no es escasa, promocionándose y publicitándose en ciudades como Madrid, New York o Braga en 2012 y durante el 2013.

190551_546896218694984_1545755736_n


Cartel Oficial ARDE LVCVS 2013

La capital luguesa se caracteriza por la solidaridad de su población en cuanto a eventos y festividades se refiere; la hospitalidad o la unión de la sociedad para promocionar la ciudad son rasgos propios de los lucenses. Por ello, acontecimientos como el propio «Arde Lvcvs» (junio) o las Fiestas de San Froilán (Fiestas de Interés Turístico Nacional, celebradas en octubre) son ejemplos de la grandiosidad del Lugo más desconocido. Propios y foráneos gozan del carácter íntimo de la ciudad durante los días de festejo, conociendo sus más de 2000 años, y descubriendo su cultura, gastronomía («E para comer, Lugo«) y rico patrimonio.

El año 2013 viene marcado por importantes cambios: El «Arde Lvcvs» se consolida paulatinamente; aumenta el número de funciones y espectáculos, diurnos y nocturnos, por las calles del casco histórico (192 actividades, 55 de nueva incorporación); destaca el interés y la participación de nuevas empresas, o el creciente apoyo de las autoridades locales en esta «exaltación de la historia» de la ciudad romana. A ello habrá que sumarle el valiosísimo patrimonio romano que posee la ciudad, destacando la propia Muralla de Lugo, las Termas y el Puente romanos, las ventanas arqueológicas (que muestran yacimientos romanos tales como la piscina, calzada y acueducto romanos), Casa de los Mosaicos (Casa romana in situ), Domus del Mitreo, o los nuevos hallazgos en la vieja Cárcel de Lugo (columbario, o sala funeraria – sin precedentes en Galicia -), o los restos de un Templo romano en el Círculo de las Artes.

El auge de popularidad que está viviendo la ciudad, gracias a las noticias de los últimos días, supone un gran empuje para el desarrollo de sus actividades comerciales y turísticas. Así pues, el «Arde Lvcvs MMXIII» comienza a prepararse para los días 14, 15 y 16 de junio, con la puesta a punto de los diferentes escenarios en toda la ciudad intramuros, o la propia promoción de la festividad por todo el territorio.

Arde-Lucus


Desfile de tropas romanas alrededor de la Muralla de Lugo

Una de las señas de identidad de los festejos es la masiva participación de la gente, caracterizándose de romanos y castreños durante las jornadas de las fiestas; la susodicha indumentaria aporta beneficios directos al pequeño comercio, que castigado por la crisis económica actual, observa en ello un buen «salvavidas» económico; produciéndose, incluso, encargos desde diferentes partes de España, Portugal, y todo el territorio gallego.

Lugo se ve convertido, durante unos días, en una plena ciudad romana, en la que cobra especial protagonismo la lucha del Imperio sobre los «castrexos«. Así, desfiles, luchas de poder entre romanos y bárbaros, combates, campamentos de ambos pueblos, mercados, bailes y danzas, exhibiciones de las artes, carreras de bigas y caballos, la «quema» de la ciudad, o incluso un multitudinario almuerzo alrededor de la Muralla Romana, unen a todos los seres que visitan la urbe. La magia de un lejano pero perenne pasado que nunca abandona su lecho, la antigua Lucus Augusti.

4384917780_50f74fb99b-horz


Exhibiciones en el Parque y romanos en las calles de Lucus Augusti

Programa completo (aquí)

¿Estás dispuesto a perdértelo?

Lugo arde por ti

946915_545763322141607_1185571940_n

Lucas Otero Blanco

Los “Gigantes” de Consuegra

En un lugar de la Mancha llamado Consuegra, situado en la provincia de Toledo, hay unos “gigantes de brazos largos”, como los denominaba el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Es un conjunto formado por doce molinos de viento que reciben diferentes nombres de El Quijote (el Caballero del Verde Gabán, Mambrino, Clavileño, Cardeño, Mochilas, Vista Alegre…) y que se encuentran coronando el Cerro Calderico. Todos ellos se encuentran en perfecto estado de conservación, destacando el llamado Sancho que mantiene todavía la maquinaria del siglo XVI y, que se puede ver en funcionamiento el día de la  Molienda de la Paz y del Amor, en la “Fiesta de la Rosa del Azafrán” (declarada de Interés Turístico Regional).

Molinos de Consuegra y Castillo de la Muela

Molinos de Consuegra y Castillo de la Muela

Muy próximo a estos molinos se encuentra el Castillo de la Muela, de origen medieval, que debe su nombre a que visto desde arriba tiene forma de muela y desde el cual se pueden contemplar unas magníficas vistas de la Mancha toledana. Si te gusta sumergirte en una atmósfera de terror nada mejor que realizar una de las visitas teatralizadas que ofrecen en este castillo, pero prepárate para una noche de sobresaltos.

Visitar estas tierras es adentrarse en un paisaje de literatura.

Fátima Froiz

Soñar, una razón para viajar

Hay lugares sorprendentes en todo el mundo, pero no solo los podemos encontrar fuera de nuestro alcance. A nuestro alrededor, existen tesoros y atractivos que pocos conocen. Este es el caso de un pequeño municipio lucense, cuya singularidad radica en su peculiar topónimo: Soñar.

Perteneciente al propio Concello de Lugo, distando solamente 4 kilómetros de la capital, Soñar comienza a ser relevante dentro del panorama urbano. Su cercanía a la ciudad permite el asentamiento de barrios residenciales, así como diferentes oportunidades empresariales; no obstante, el municipio recogerá el legado de las futuras conexiones de la ciudad con otras urbes gallegas (A-54 Santiago-Lugo, o la  A-56 Lugo-Ourense).

Cuna de identidad gallega, Soñar ha crecido acariciada por cultivo y ganado; por familias humildes que han crecido en sustratos más acomodados. Aún así, el carácter imperecedero de su paisaje no se perderá en el tiempo; la imposibilidad de la construcción masiva y el valor de sus tierras lo convierten en un preciado recurso. Así mismo, la presencia de atractivos como el Club de Golf de Lugo potencian la inversión, controlada, en la zona.

soñar


Cartel en Soñar, Lugo

Naturaleza, sosiego, belleza, que jugando con el atractivo de su ubicación, se traduce en su propio nombre.

¡Ven a Soñar!

Lucas Otero Blanco

Caracoliño

Me sorprendí al encontrarme en aquella playa; no muy grande, pero de arena fina y blanquecina. Las gaviotas revoloteaban por los alrededores, quizás en busca de comida o simplemente para gozar del viento que azotaba ese día grís.

Estaba desierta, solamente nosotros nos atrevimos a bajar al arenal, y el mar respondía nuestro saludo azotando a lo lejos. No hay paraíso virgen como Galicia, nos regala tesoros que pocos conocen. Muestra de ello es este recurso natural, «praia das Salseiras» tal como se conoce a la playa de Caión.

DSC_0011


Playa de «Salseiras»

Popularmente es conocida como «Caracoliño» y su forma varía según la marea, uniéndose a la playa «Carce Vella» en bajamar. Según dicen, esta playa del Concello de A Laracha, es la primera de la «Coste da Morte«, y como todas sus vecinas costeras destaca por la fuerza del mar y el abrupto de sus acantilados.

Confieso que me hechizó esta playa, hay algo en ella diferente a las demás. Puede que sea por lo alejada que está del mundo moderno, su pertenencia a la aldea, y su propio físico. Por ello, merece una mención especial dentro de este blog, sinceramente aconsejo su visita.

Una humilde joya natural.

DSC_0023


Mar de A Laracha

Lucas Otero Blanco

El palacio de Catalina,oro y ámbar

El palacio de Catalina (Екатерининский дворец en ruso), fue la impresionante residencia de verano de los zares rusos desde el siglo XVIII. Este palacio, situado en la ciudad de Pushkin, al sureste de San Petersburgo, se encuentra integrada junto con otros monumentos en la lista de la UNESCO de lugares Patrimonio de la Humanidad como parte del «Centro histórico de San Petersburgo y grupos de monumentos relacionados».

Catalina I de Rusia fue la persona que ideó la construcción de un gran palacio de verano, aunque fue su hija, Isabel I, la que en 1752 decidió sustituir el edificio que había por uno nuevo, mucho más grande y de un ostentoso estilo rococó. Este palacio cuenta con distintas salas que muestran el gran esplendor de la época de los zares rusos. Una de ellas es el Salón de Baile, que cuenta con un amplio espacio dominado por grandes ventanales y una gran cantidad de adornos dorados de estilo rococó en sus paredes, ya que se dice que en la decoración de este palacio se utilizaron más de 100 kilos de oro.

IMG_8365

Fachada meridional del palacio, vista desde los jardines

La más famosa de las habitaciones es la Sala de Ámbar que se encuentra completamente cubierta de paneles de este material, que utilizando una técnica de mosaico muestran diferentes escenas que decoran con gran suntuosidad sus paredes.

Para todos los enamorados de la historia y la arquitectura, el Palacio de Catalina es una visita obligada. No lo dudes, ¡acércate a experimentar el esplendor del tiempo de los zares!

Andrea Fernández

Ámsterdam, libertad y bicicletas

La capital de los Países Bajos es mundialmente conocida por su estilo de vida, en donde la tolerancia y la libertad conviven entre casi 830.000 personas. Sin embargo, Ámsterdam ofrece mucho más que la fama otorgada.

Situada en la bahía del IJ, la ciudad está conformada por una gran cantidad de canales y es precisamente ello lo que fomenta el uso de  la bicicleta. La mayor parte de los ciudadanos se mueven por la ciudad en este práctico transporte, existiendo carriles especializados e incluso «parkings»comunales en las calles. No obstante, existen otros transportes como los automóviles, los tranvías o las diferentes embarcaciones que conectan toda la ciudad.

IMG_0619


Ciclovía y bicicletas en el centro de Ámsterdam

Ámsterdam nació como un pequeño pueblo pesquero en el siglo XII, pero actualmente es la ciudad más poblada de todo el país. En ella, conviven personas de muy diversas nacionalidades, conformando una gran comunidad europea. La ciudad se abre al foráneo para ser conocida, y deja a relucir todos sus aspectos histórico-culturales, patrimoniales y también psicológicos. Siendo, por ejemplo, la prostitución o las drogas temas delicados en la mayoría de las sociedades europeas, Holanda los ha legalizado oficialmente. Tanto así, que algunos de los atractivos turísticos de la capital (al menos, hasta el año 2012) son el Barrio Rojo (Red Street District) o los Coffee Shops.

La urbe presume de ser la capital más liberal, puede hacerlo. La organización de su sociedad y los valores de la misma se ensamblan a la perfección con su estilo de vida tachado, en muchas ocasiones, de»libre albedrío». Por otra parte, el país destaca por los derechos que otorga a sus ciudadanos; siendo, por ejemplo, el primero en validar legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Todo ello, se traduce en una fusión magnífica entre derecho y sociedad, ideal para una era llena de cambios.

IMG_0634


Arquitectura y canales amsterdameses

Ámsterdam cuenta con una gran variedad de elementos turísticos; siendo los museos su principal atractivo: El Rijksmuseum, el Museum het Rembrandthuis, el Stedelijk Museum o el inigualable Museo de Van Gogh. Otro tipo de museos, en este caso históricos, son la Casa de Ana Frank, o la iglesia clandestina del siglo XVII denominada Museo Amstelkring. Así, otros aspectos como la gastronomía (quesos y postres holandeses), la flora (el Mercado de las Flores, o el Hortus Botanicus) o las simples costumbres (traídas de diferentes partes de Europa), terminan de consolidar a la ciudad como un destino único. En el que el foráneo se siente en casa, y el nativo un ciudadano del mundo.

Lucas Otero Blanco

«La ciudad de los canales»

Pisar el suelo de Venecia es como pisar las nubes; es algo hetéreo, cuasi mágico. Son dos las veces que he visitado esta maravillosa ciudad y la verdad, nunca me cansaré de recorrer sus callejuelas.

El agua es Venecia en sí misma. La ciudad se encuentra situada sobre una laguna en el Mar Adriático, y su unión con el continente es posible gracias al Puente de la Libertad. Un bello nombre que define a la capital del Véneto, el estilo de vida de esta ciudad italiana es totalmente diferente al resto de urbes del mundo. No existe tráfico rodado, y tampoco el agotamiento y agitación de otros emplazamientos turísticos mundiales, Venecia vive tranquila el fervor de los foráneos y es generosa al compartir la historia de su propia piel, de sus propios venecianos.

IMG_4564


Góndolas en Punta Della Dogana

«Venezia» o «Venesia» en véneto, enamora por sus callejuelas que respiran historia, por sus majestuosos edificios (la Biblioteca Nazionale Marciana o la Basilica di San Marco, entre otros), por sus espectaculares emplazamientos (Piazza di San Marco, Ponta della Dogana, o las islas de Burano y Murano), pero sobre todo, por las costumbres arraigadas de los venecianos. El Gran Canal se nutre de góndolas y «vaporetti«, las embarcaciones que trasladan diariamente a multitud de personas por todas partes; a través de ellos se puede acceder a las diferentes islas que conforman la ciudad.

Por otra parte, Burano es una Venecia clásica en miniatura, el halo de su hermana mayor se respira en el ambiente. Casi tan turístico como la anterior, Burano se nutre de colores por doquier. Las paredes de sus edificios forman un arcoiris que reciben, con alegría, a todo aquel que llega a su embarcadero. Es aquí donde se respira una forma de vida natural y familiar, convivir la experiencia turística entre casas familiares o pequeños comercios. No hay nada salientable en Burano, pero precisamente su sencillez y tranquilidad es aquello que atrae, la interacción con sus habitantes, el sonido de sus acentos.

IMG_4608


Burano

«Ciao» significa hola y adiós. Tratándose de Venecia «Ciao» significa «hasta pronto».

Lucas Otero Blanco

67 molinos en cascada

El municipio de O Rosal, situado al sur de Pontevedra, además de ser conocido por sus vinos Albariños, también lo es por poseer una de las más importantes concentraciones de molinos fluviales de Europa, los molinos de Folón y Picón. Este conjunto histórico-etnográfico, declarado BIC, está formado por 67 molinos, de los siglos XVII y XVIII, construidos en forma de cascada, que aprovechaban las aguas de los ríos Folón y Picón para su funcionamiento.

Molinos de Folón

Molinos de Folón

Todos los molinos están numerados y, muchos de ellos presentan grabados  y cruces en sus dinteles que servían como protección del molino y de su dueño.

Merece la pena recorrer los 3,5 kilómetros que comprenden la ruta por el sendero tradicional para visitarlos, pues se encuentran en perfecto estado de conservación. En la parte más alta se encuentra un mirador, donde hacer un descanso, contemplando el valle de O Rosal y la desembocadura del río Miño. Siguiendo el sendero, que nos lleva por todos ellos, se pueden ver “rodeiras”, que son las huellas que han dejado los carros al pasar continuamente sobre las rocas para transportar las cosechas de grano.

Si eres amante de la naturaleza y de la arquitectura popular vale la pena el pequeño esfuerzo que supone hacer esta ruta, pues se puede contemplar un paisaje de increíble belleza.

Fátima Froiz

Ponte Maceira: un encanto a un paso de casa

Cuando viajamos siempre buscamos sentirnos como en casa. A veces, no es necesario salir de nuestro país o en este caso de nuestra comunidad autónoma, Galicia para encontrar ese lugar mágico, que consigue que nos olvidemos del resto del mundo por un instante. Me refiero a Ponte Maceira, pequeño municipio situado a unos minutos de Santiago ,que formaba parte del camino marítimo de Santiago.

525427_10201094287062920_1357093222_n

Podemos encontrar un puente del siglo XIII, donde podemos contemplar los bellos paisajes que el río Tambre nos ofrece o pasar la tarde en el Restaurante Ponte Maceira, disfrutando de alguno de sus numerosos platos.

558129_10201094299103221_406703714_n

Os animo a todos, gallegos o no, a descubrir este lugar.

Iria Crespo