“A Coruña no se olvidó de usted, Capitán”

Querido Capitán:

Querido Capitán Nemo, le escribimos sentadas en uno de sus sofás chester de su gabinete en el Nautilus, sí puede parecer una locura pero aquí estamos disfrutando de las maravillas submarinas del Océano Atlántico. Nos encontramos rodeadas de mojarras, doradas, pintarrojas, peces San Pedro y tiburones. Ahora le entendemos, ahora entendemos ese espíritu aventurero y esa fascinación por las profundidades del mar. Pero si nos disculpa mi orgulloso capitán, cometió un error, cometió un error olvidándose de visitar un pequeño rincón del Océano Atlántico, al noroeste de España, al noroeste de Galicia, una pequeña ciudad y su mar perteneciente a las Rías Altas llamada A Coruña. 20140318_185541Y aquí estamos, usted se olvidó de visitarla y de descubrir las maravillas que en sus profundidades esconde y muy poca gente conoce. Pero ella, Capitán, ¡no se olvidó de usted! Y aquí estamos bajo la atenta mirada de Gastón, un tiburón toro de 3 metros y más de 100 kilos de peso, probablemente a usted no le intimide ya que ha visto cosas increíbles e incluso aterradoras, pero tiene que verlo, convive con el resto de peces pero pocas veces se acerca hacia las zonas claras y conseguimos verlo, se esconde en el fondo del estanque entre las piedras y en las zonas más oscuras, pero no dejamos de sentir su presencia.

En esta sala, Capitán, en esta sala nos encontramos con lo que parece ser una perfecta recreación de su gabinete: paredes elevadas, techos altos, luz clara y suave… Al fondo topamos con su magnífico sillón y su adorado escritorio, en el cuál se nos muestran una serie de ilustraciones de las especies marítimas que lo han acompañado a lo largo de su viaje por el Atlántico, esas mismas especies por las cuáles nos encontramos rodeadas ahora mismo y que nos teletransportan a otra época, a su época, Capitán. Nos sentimos como una más de su tripulación. Los objetos de época que se muestran en medio de la sala, nos teletransportan todavía más si cabe a un mundo paralelo, a su mundo.

20140318_185439Pero A Coruña ofrece más, no solo sus profundidades y su mar enfurecido, sino que es toda una ciudad dedicada al mar. Tiene un gran faro que preside la ciudad, un faro que ayuda y guía a los marineros y aventureros como usted, Capitán, a llegar a tierra sanos y salvos, para poder disfrutar de las maravillas que esta ciudad ofrece; desde los faros romanos más antiguos del mundo, hasta las leyendas más patriotas y llenas de sentimiento que puede haber a lo largo y ancho del planeta.

Por último, sus gentes son amables, a pesar del mal tiempo siempre responden con una sonrisa y buen humor…es un lugar único! Sin duda capitán cometió un error al olvidarse de pasar por estos mares…cometió un error al olvidarse de A Coruña.

 Tamara Capelo y Tamara Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s