Aquarium Finisterrae: tocar, disfrutar y aprender jugando

El Aquarium Finisterrae es actualmente un potente recurso turístico de la ciudad de A Coruña. Quizá por su situación estrella en el centro la ciudad o por su singularidad, no pasa desapercibido para el turista. Familias, grupos de seniors y estudiantes visitan cada día este complejo ejemplar de la fauna y flora marina que habita las costas gallegas.

Los acuarios de la exposición contienen diferentes especies que son objeto de la acuicultura o que tienen relación con esta actividad siendo el más novedoso y singular de ellos, un tanque giratorio con diferentes compartimentos en los que se presentan alevines de lubina, lenguado, rodaballo y lubrigante. En él, los visitantes pueden accionar una manivela para que el acuario gire y observar cada uno de estos animales.

El principal motivo de atracción turístico, el sello característico de esta exposición que se presenta en la sala Humbodt, ya que a diferencia del resto de las salas del aquarium, ésta permite a los visitantes interactuar con los diferentes expositores a la vez que se conciencian sobre los niveles de explotación y descuido en este sector.

Los módulos centrales, dedicados a los juegos interactivos, informáticos y vitrinas con piezas, presentan elementos como una lupa en la que se pueden observar muestras de algas marinas, un juego que invita a descubrir que especies del mercado son cultivadas y cuales no, otro en el que se describen los aspectos nutricionales del pez, o varios ejemplares conservados de especies que son invasoras, como o cangrejo americano, la ostra japonesa, ejemplos del impacto ambiental que ocasiona la introducción de especies no autóctonas.

En resumidas cuentas, alberga numerosos carteles explicativos sobre el origen de las especies, cómo viven, cómo se alimentan y cómo sobreviven, así como fósiles y diferentes actividades para el público y pertenece a la red de museos científicos de la ciudad, donde tocar, disfrutar y aprender jugando es una seña de identidad.

Ahora cabe preguntarse, ¿el objetivo de complejo es realmente atraer turistas? Es bien cierto que todo museo para poder sobrevivir tiene que tener un público. Sin embargo, el Aquarium Finisterrae, como deja ver, no pretende ser un recurso turístico, ya que sus finalidades como museo van más allá de dicho campo. Su finalidad no es otra que la educación sobre la vida del mar, prestando especial atención a los ecosistemas del litoral gallego y, fomentar actitudes positivas en el público hacia la conservación del medio ambiente.

El turismo y los museos constituyen sistemas con un importante grado de interrelación que en ocasiones es imposible separar. Según el director del centro Francisco Franco del Amo, “la misión principal es la de que la gente que vaya a la sala se sorprenda y que mediante el boca a boca se transmita a otras personas y se despierte esa curiosidad que atrae a los visitantes. Buscamos una gran experiencia del visitante”.

Sphaeramia nematoptera en el Aquarium de Finisterre

Sphaeramia nematoptera en el Aquarium Finisterrae

Jaime Hervada y Aarón Merelas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s