Ámsterdam, libertad y bicicletas

La capital de los Países Bajos es mundialmente conocida por su estilo de vida, en donde la tolerancia y la libertad conviven entre casi 830.000 personas. Sin embargo, Ámsterdam ofrece mucho más que la fama otorgada.

Situada en la bahía del IJ, la ciudad está conformada por una gran cantidad de canales y es precisamente ello lo que fomenta el uso de  la bicicleta. La mayor parte de los ciudadanos se mueven por la ciudad en este práctico transporte, existiendo carriles especializados e incluso “parkings”comunales en las calles. No obstante, existen otros transportes como los automóviles, los tranvías o las diferentes embarcaciones que conectan toda la ciudad.

IMG_0619


Ciclovía y bicicletas en el centro de Ámsterdam

Ámsterdam nació como un pequeño pueblo pesquero en el siglo XII, pero actualmente es la ciudad más poblada de todo el país. En ella, conviven personas de muy diversas nacionalidades, conformando una gran comunidad europea. La ciudad se abre al foráneo para ser conocida, y deja a relucir todos sus aspectos histórico-culturales, patrimoniales y también psicológicos. Siendo, por ejemplo, la prostitución o las drogas temas delicados en la mayoría de las sociedades europeas, Holanda los ha legalizado oficialmente. Tanto así, que algunos de los atractivos turísticos de la capital (al menos, hasta el año 2012) son el Barrio Rojo (Red Street District) o los Coffee Shops.

La urbe presume de ser la capital más liberal, puede hacerlo. La organización de su sociedad y los valores de la misma se ensamblan a la perfección con su estilo de vida tachado, en muchas ocasiones, de”libre albedrío”. Por otra parte, el país destaca por los derechos que otorga a sus ciudadanos; siendo, por ejemplo, el primero en validar legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Todo ello, se traduce en una fusión magnífica entre derecho y sociedad, ideal para una era llena de cambios.

IMG_0634


Arquitectura y canales amsterdameses

Ámsterdam cuenta con una gran variedad de elementos turísticos; siendo los museos su principal atractivo: El Rijksmuseum, el Museum het Rembrandthuis, el Stedelijk Museum o el inigualable Museo de Van Gogh. Otro tipo de museos, en este caso históricos, son la Casa de Ana Frank, o la iglesia clandestina del siglo XVII denominada Museo Amstelkring. Así, otros aspectos como la gastronomía (quesos y postres holandeses), la flora (el Mercado de las Flores, o el Hortus Botanicus) o las simples costumbres (traídas de diferentes partes de Europa), terminan de consolidar a la ciudad como un destino único. En el que el foráneo se siente en casa, y el nativo un ciudadano del mundo.

Lucas Otero Blanco

¡Ven a conocer Exipto!

No sé si muchos de vosotros habéis tenido la gran oportunidad de viajar a Exipto; sueño que, por mi parte, espero poder cumplir algún día. No obstante, resulta interesante que sepáis que a escasos dos kilómetros del municipio de Boiro, en plenas Rías Baixas, se encuentra una pequeña aldea costera con encanto que lleva el mismo nombre y de la cual tengo el “privilegio” de ser ciudadano.

Turísticamente, Exipto, es uno de los puntos que más visitas recibe de todo el municipio boirense debido a la curiosidad que suscita su nombre; nombre que, a su vez, guarda estrecha relación con la Biblia y con una pequeña ermita que se encuentra ubicada en el centro del pueblo. Le llaman la “Capela da Virxe de Exipto”; pues en su interior se venera la imagen de la “Sagrada Familia” en su huida a Egipto, tal y como narra el Antiguo Testamento.

Capela da Virxe de Exipto

Capela da Virxe de Exipto

Sin embargo, lo más representativo y llamativo de esta pequeña aldea situada a las afueras de Boiro es, sin duda, la pirámide que salvaguarda en su interior y que, en los últimos años, se ha convertido en el símbolo de referencia para todo el pueblo. Se trata de una pequeña réplica de unos tres metros y medio de altura, aproximadamente, que ha sido colocada en el centro del pueblo con el fin de atraer a un mayor número de visitantes al lugar.

Del mismo modo, Exipto también es conocido por sus playas (siendo la Playa de Mañóns una de las más importantes y conocidas de toda la zona), por sus fiestas (A Romería de Exipto o las Fiestas del Carmen) e incluso por su oferta gastronomía, encontrándose ubicado en él, uno de los restaurantes más prestigiosos de toda las Rías Baixas: El Restaurante Chicolino. 

En definitiva, Exipto es un emblemático lugar que se caracteriza por ofrecer al visitante una gran variedad de posibilidades, siendo las culturales y las de ocio las más importantes.

¡Os esperamos!

Lino Piñeiro  

Disfruta de Vetusta, más conocida como Oviedo

Oviedo, o como la llamaba Leopolo Alas Clarín, en “La Regenta”, es una ciudad mágica.

207486_4991194701248_1710757039_n

Conocida por la celebración de los Premios Príncipe de Asturias, esta preciosa ciudad nos da la oportunidad de conocer su catedral, sus gentes, su gastronomía: destacando la fabada y la sidra, así como una estatuta que le dedican a Woody Allen, cieneasta americano que ha grabado numerosas películas en nuestro país.

¡Descubrid Vetusta y entenderéis aquel dicho: “Gallegos y asturianos, primos y hermanos”

Iria Crespo

“La ciudad de los canales”

Pisar el suelo de Venecia es como pisar las nubes; es algo hetéreo, cuasi mágico. Son dos las veces que he visitado esta maravillosa ciudad y la verdad, nunca me cansaré de recorrer sus callejuelas.

El agua es Venecia en sí misma. La ciudad se encuentra situada sobre una laguna en el Mar Adriático, y su unión con el continente es posible gracias al Puente de la Libertad. Un bello nombre que define a la capital del Véneto, el estilo de vida de esta ciudad italiana es totalmente diferente al resto de urbes del mundo. No existe tráfico rodado, y tampoco el agotamiento y agitación de otros emplazamientos turísticos mundiales, Venecia vive tranquila el fervor de los foráneos y es generosa al compartir la historia de su propia piel, de sus propios venecianos.

IMG_4564


Góndolas en Punta Della Dogana

“Venezia” o “Venesia” en véneto, enamora por sus callejuelas que respiran historia, por sus majestuosos edificios (la Biblioteca Nazionale Marciana o la Basilica di San Marco, entre otros), por sus espectaculares emplazamientos (Piazza di San Marco, Ponta della Dogana, o las islas de Burano y Murano), pero sobre todo, por las costumbres arraigadas de los venecianos. El Gran Canal se nutre de góndolas y “vaporetti“, las embarcaciones que trasladan diariamente a multitud de personas por todas partes; a través de ellos se puede acceder a las diferentes islas que conforman la ciudad.

Por otra parte, Burano es una Venecia clásica en miniatura, el halo de su hermana mayor se respira en el ambiente. Casi tan turístico como la anterior, Burano se nutre de colores por doquier. Las paredes de sus edificios forman un arcoiris que reciben, con alegría, a todo aquel que llega a su embarcadero. Es aquí donde se respira una forma de vida natural y familiar, convivir la experiencia turística entre casas familiares o pequeños comercios. No hay nada salientable en Burano, pero precisamente su sencillez y tranquilidad es aquello que atrae, la interacción con sus habitantes, el sonido de sus acentos.

IMG_4608


Burano

“Ciao” significa hola y adiós. Tratándose de Venecia “Ciao” significa “hasta pronto”.

Lucas Otero Blanco

67 molinos en cascada

El municipio de O Rosal, situado al sur de Pontevedra, además de ser conocido por sus vinos Albariños, también lo es por poseer una de las más importantes concentraciones de molinos fluviales de Europa, los molinos de Folón y Picón. Este conjunto histórico-etnográfico, declarado BIC, está formado por 67 molinos, de los siglos XVII y XVIII, construidos en forma de cascada, que aprovechaban las aguas de los ríos Folón y Picón para su funcionamiento.

Molinos de Folón

Molinos de Folón

Todos los molinos están numerados y, muchos de ellos presentan grabados  y cruces en sus dinteles que servían como protección del molino y de su dueño.

Merece la pena recorrer los 3,5 kilómetros que comprenden la ruta por el sendero tradicional para visitarlos, pues se encuentran en perfecto estado de conservación. En la parte más alta se encuentra un mirador, donde hacer un descanso, contemplando el valle de O Rosal y la desembocadura del río Miño. Siguiendo el sendero, que nos lleva por todos ellos, se pueden ver “rodeiras”, que son las huellas que han dejado los carros al pasar continuamente sobre las rocas para transportar las cosechas de grano.

Si eres amante de la naturaleza y de la arquitectura popular vale la pena el pequeño esfuerzo que supone hacer esta ruta, pues se puede contemplar un paisaje de increíble belleza.

Fátima Froiz

Ponte Maceira: un encanto a un paso de casa

Cuando viajamos siempre buscamos sentirnos como en casa. A veces, no es necesario salir de nuestro país o en este caso de nuestra comunidad autónoma, Galicia para encontrar ese lugar mágico, que consigue que nos olvidemos del resto del mundo por un instante. Me refiero a Ponte Maceira, pequeño municipio situado a unos minutos de Santiago ,que formaba parte del camino marítimo de Santiago.

525427_10201094287062920_1357093222_n

Podemos encontrar un puente del siglo XIII, donde podemos contemplar los bellos paisajes que el río Tambre nos ofrece o pasar la tarde en el Restaurante Ponte Maceira, disfrutando de alguno de sus numerosos platos.

558129_10201094299103221_406703714_n

Os animo a todos, gallegos o no, a descubrir este lugar.

Iria Crespo

Copenhague, todo lo que imaginas y más

La capital de Dinamarca ofrece múltiples posibilidades para los turistas de todas las edades. Podemos encontrar impresionantes monumentos que visitar como la estatua de la Sirenita, inspirada en el relato de Hans Christian Andersen, la peculiar arquitectura y colorido de las casas en el barrio de Nyhavn, el palacio Amalienborg, el palacio Christiansborg e incluso perdernos por las calles que rodean el Rathus (el ayuntamiento), hasta llegar a la Rounded Tower (Torre redondeada).

Además de esto, si nos gustan las actividades más dinámicas, siempre podemos disfrutar de una tarde de de pura adrenalina en los Jardines Tivoli, un parque de atracciones situado en pleno centro de la ciudad. Desde sus atracciones, diseñadas para todas las edades y gustos, podremos disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de la ciudad. Además, cuenta con distintas cafeterías, restaurantes y puestos de comida y bebida en los que podremos degustar los tan típicos churros españoles con el toque danés: chocolate caliente y helado.

IMG_0104

Vista del palacio Christiansborg y el canal

Para los amantes de la gastronomía es una buena opción es perderse por Stroget y probar los distintos restaurantes que se encuentran en sus alrededores mientras compramos algún souvenir. También es una buena opción visitar la fábrica de la más famosa cerveza danesa: Carslberg.  La visita dura alrededor de 2 horas y nos ofrece la posibilidad de aprender sobre la historia de Dinamarca desde un punto de vista distinto, además de degustar 2 tipos de cerveza en el bar de la fábrica.

Finalmente para los más atrevidos proponemos la visita a Christiania. Esta mini-ciudad independiente fue fundada en 1971 y está habitada por personas de distintas nacionalidades que decoran sus edificios con murales y grafittis. Pese a estar relacionada con el tráfico de drogas es un lugar bastante seguro, aunque está prohibido sacar fotos dentro de sus muros para evitar problemas con sus ciudadanos.

Como puedes ver, Copenhague es una ciudad que ofrece todo lo que puedas imaginar y el abierto carácter de los daneses hace que la experiencia sea única. No lo dudes, ¡visita Kobenhavn!

Andrea Fernández