De cena en Bodegón Micota (Pontevedra)

Clara Ares

Tres miembros de mi familia y yo nos fuimos a Pontevedra a pasar el fin de semana. Como “momento estrella” de los tres días, nos fuimos a cenar al Bodegón Micota, un local clásico en la Rúa Peregrina, 4 de Pontevedra (teléfono 986 855 917), enfrente de la Iglesia de la Peregrina.

Es un local diferente. Se encuentra situado en un sótano al que se baja por unas escaleras desde la calle; el local es estrecho y muy alargado, y está fuertemente decorado, pero a pesar de esa estrechez (que lo notas en las mesas) y lo recargado de la decoración resulta un ambiente muy agradable. De destacar: la colección de vinos que decora la zona del fondo. La carta es variada y muy original. Combina tablas, con tapas, con ensaladas, y con comida mexicana y alemana, y todo con nombres muy originales. La presentación de la comida está muy cuidada, con mucha originalidad, lo cual no resta que también cuiden la calidad.

En esta ocasión pedimos para los cuatro tres platos, que debido a su abundancia nos llegaron sobradamente. En concreto nos decantamos por una “roco-tabla” variada con embutidos, queso y paté. Aceptable relación cantidad-precio. Nos sorprendió gratamente la calidad del jamón y del chorizo, ibéricos ambos. A continuación, elegimos una ración de nachos con queso. Deliciosos y abundantes. Los nachos caseros, la salsa exquisita, con el toque justo de picante. Nos encantó. Y para terminar un “colgado” de solomillo, que viene siendo una brocheta presentada colgada de un gancho y acompañada por patatas a lo pobre. Como todo, era abundante y de muy buena calidad. La carta es muy extensa y quedamos con ganas de probar alguna cosa más, pronto lo haremos.

Ahora llega el “pero” a esta cena. Para beber, a pesar de estar rodeados de vino, pedimos sangría, que estaba anunciada en un gran cartel. La jarra no era muy grande, y a la hora de pagar nos cobraron 9 euros por cada una de las dos que tomamos, lo que nos pareció excesivo, así como los 2,5 € que costó cada chupito de licor café que tomamos y que finalmente subió el precio de la cena a 21,30€ por persona. Excesivo para lo que tomamos, culpa de la elección de bebida (así que cuidado con eso).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s