Ézaro, regalo para los sentidos

Los pozos, la cascada y el mirador

En Ézaro, Costa da Morte, surge el espectáculo del único río de Europa que desemboca en mar a modo de cascada; el río Xallas. Esta corriente natural de agua desemboca en un salto de agua de unos cien metros. Justo antes de la cascada se encuentran los pozos que se formaron por la fuerza del agua desde el embalse. 

Desde abril de 2011 la cascada se puede ver todos los días del año y a cualquier hora del día, puesto que, gracias al caudal ecológico está continuamente con agua.

La única particularidad y singularidad de la cascada, a nivel horarios, es que los sábados de noche en verano (del 21 de junio al 21 de septiembre) está iluminada de 22.30 a 23.30 horas. Además las vísperas de festivos, en verano, también estará iluminada. No debéis perderla!!

Si bien el paisaje presume de una incontestable belleza, de noche es aún más espectacular si cabe. Te aconsejo también los otros atractivos turísticos de este pueblo, como son: las playas, el paseo marítimo, el mirador, los molinos,… Ven y déjate llevar por la magia y el Olimpo Celta que la rodea. It´s a must!!

Ada González Fernández

Plaza Mayor de Viveiro

Haciendo referencia a esas ansias por viajar y por conocer mundos nuevos de las que hablábamos, quería dejar presente que no es necesario irse muy lejos para conocer lugares encantadores y con encanto. No hace mucho se nos encargaba un trabajo acerca del ayuntamiento de Viveiro en el que teníamos que buscar los aspectos negativos y los positivos del centro de esta ciudad de la costa lucense, la plaza mayor. Se hace difícil encontrar los negativos ya que esta plaza está llena de vida casi todo el año. Vida que le dan sus resplandecientes galerías, tan típicas de las villas marineras, o la vieja casa consistorial presidida por su reloj de sol, acompañada por supuesto por la hospitalidad y vivacidad de sus habitantes. Además, hoy en día la plaza consigue una llamativa mezcla de estilos arquitectónicos que deja latente las ansias de la ciudad por modernizarse y adaptarse a los días que corren.

Sin más, sólo me queda invitaros a todos a conocer esta ciudad en la que, a parte de la plaza, se esconden muchos más lugares en los que dejarse llevar hacia el disfrute.

ANA R.M